Es probable que tú hayas soñado desde joven con la idea de cambiar de país, de pasar una temporada empapándote de otra cultura o, incluso, de mudarte definitivamente.

Yo no.

En mi caso, lo más cerca que estuve de algo así fue cuando solicité durante BUP, una beca para irme un año a Vancouver.

No me la dieron.

Y ahí terminaron mis fantasías.

Ya nunca más me lo volví a plantear y, la principal razón fue porque siempre me decía que «yo no valgo para los idiomas»…

Sin embargo, el universo/destino/azar (llámalo como quieras) me tenía preparadas otras aventuras 😊

35 cumpleaños, nuevo destino

Así, como regalo de mi 35º cumpleaños me encontré con un traslado a Toulouse, Francia. 

Hago un paréntesis: soy de la generación del 70, por lo que el único idioma que medio estudié fue el inglés. Todo mi vocabulario de francés se reducía a las archiconocidas palabra que todos dominamos gracias a los perfumes y sus anuncios 😜: bonjour, mon amour, plaisir,…

Era octubre de 2012 y, a partir de entonces, casi cuento los años  por mudanzas.

  • 2013: nos mudamos dentro de Toulouse.
  • 2014: volvimos a Sevilla unos meses.
  • 2015: nos trasladamos a Nantes (Francia)
  • 2016: algo de calma, jeje.
  • 2017: volvemos a Toulouse.
  • 2018: nos mudamos a Hamburgo (Alemania)

Yo, que no era buena en los idiomas, acabé hablando un francés fluido y ahora estoy en pleno aprendizaje del alemán 😆

Cuando emigras, es cierto que el idioma es un elemento importante para ayudar a transitar el choque cultural, pero no es el único. 

De hecho, si lo piensas, muchas de las personas que vienen a España desde América Latina viven ese mismo choque… ¡¡¡a pesar de hablar español!!!

Esto es debido porque lo que más nos cuesta es conocer y adaptarnos al sistema, a las diferentes formas de hacer las cosas, a las costumbres,…

Todos estos traslados me han dado la oportunidad de descubrir mi gran capacidad para adaptarme a distintos escenarios y que, cual camaleón, puedo integrarme rápidamente en el entorno.

Esta cualidad me permite ofrecer un servicio totalmente personalizado, adaptado a cada clienta y al momento que vive su negocio.

Si quieres saber cómo puedo ayudarte, reserva tu sesión gratuita de claridad en la que analizaremos tu situación actual y descubriremos cuáles son las necesidades reales. Podremos comprobar si hay buena conexión y entendimiento entre ambas, cosa primordial para colaborar juntas.